Los moradores de Posorja se indignaron y se tomaron la justicia por sus propias manos al enterarse que la versión de las autoridades descartaba un presunto secuestro a tres niños del lugar y que el delito estipulado era el robo de dinero a la madre de los menores para lo cual los antisociales habían utilizado escopolamina.

Esto hizo que el populacho se lance en contra del retén policial donde permanecían tres personas detenidas (dos hombres y una mujer) las mismas que los ciudadanos les acusaban de intentar robarse a unos niños de una de las escuelas de Posorja.

Los sospechosos se movilizaban en un taxi que fue quemado, al igual que un patrullero policial y cuatro motos de los gendarmes, fue tanto el coraje que las personas se treparon por el techo hasta sacar a los acusados a la calle y lincharlos.

Las imágenes en redes sociales se hicieron virales al ver el hecho cometido en la citada parroquia que pertenece al cantón Guayaquil.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *