Guardaparques de la Reserva Marina El Pelado ubicado frente a las costas de Ayangue en conjunto con inspectores del Ministerio de Acuacultura y pesca decomisaron la mañana del pasado sábado medio centenar de tiburones que habían sido capturados por pescadores artesanales.
Los tibores fueron encontrados en el interior de una lancha y aunque los tripulantes de la embarcación señalaron que se trató de una pesca incidental, es decir que la captura no fue intencional, las autoridades procedieron al retiro de las especies.
La pesca de tiburones en el país es prohibida, más aún cortar sus aletas en alta mar; sólo existe una salvedad en caso de una pesca incidental pero en el caso de ocurrir aquello deberán reportarla a las autoridades navales.

A los pescadores que se le decomisó los tiburones la Subsecretaria de Pesca le seguirá un proceso administrativo.  

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *