diciembre 1, 2021

Nico Peninsula

Periodismo con responsabilidad

La Historia de Muey se plasma en un Libro

La población de José Luis Tamayo, también conocida como Muey, perteneciente al cantón Salinas cumplió el pasado 21 de diciembre 83 años de parroquialización, pero para el jurisconsulto, Antonio de la Cruz, autor del libro historia de Muey, este lugar tiene más de 250 años de creación.

Luego de una década de recopilación de datos, De la Cruz hizo la presentación de su obra en la que destaca las tradiciones y costumbre de su localidad, en las páginas del texto se resalta desde el origen del nombre “Muey” hasta el acervo cultural que tienen sus habitantes.

Muey, fue un pueblo pequeño ubicado a un costado de la vía a Salinas que estaba rodeado de gran vegetación, en el lugar existieron enormes albarradas que en época de invierno se copaban de agua y que servían para abastecer de líquido vital a las familias de las comunidades de Santa Elena, La Libertad y Salinas.

“Desde aquí salía el agua en barriles que eran llevados en asno a los poblados aledaños, por lo que uno de los primeros gremios que se formó a inicio del siglo pasado fue el de la asociación de aguadores peninsulares, todos oriundos de este sitio”, narró el jurisconsulto.   

En los alrededores de las albarradas apareció una flor olorosa de colores blanco con lila con un botón en el centro que los nativos la conocían como Muey y fue la que dio origen al nombre del caserío de ese entonces, con el pasar del tiempo la flor desapareció y lamentablemente desde hace varias décadas ya no se la encuentra.

 “La hemos buscado por todos lados y sin poder hallarla, muchos ya no pudimos conocerla”, lamentó De la Cruz. Para el autor del texto la flor de Muey tenía relación con la abundancia del líquido que servía a los pobladores en la agricultura y consumo humano, es que al tener grandes reservorios era el único sitio en la península en donde se conseguía agua dulce en cualquier época del año.