La madrugada y parte de la mañana de este martes 6 de febrero una pertinaz llovizna causó malestar a los habitantes de las ciudades de La Libertad, Salinas y Santa Elena.

Muchas de las calles se convirtieron en lodazales y el agua acumulada se observó por doquier, los pobladores reclamaron por la falta de asfaltado en las calles y el alcantarillado pluvial.

En los barrios urbano-marginales del cantón La Libertad a los ciudadanos se les dificultó salir a sus jornadas de trabajo.

Las fotografías en redes sociales de manera especial en Facebook mostraron el estado en que amanecieron los barrios de la urbe libértense, en esta ciudad el mercado Jorge Cepeda Jácome lució inundado.

Similar situación ocurrió con el mercado de Santa Elena, los reclamos en la capital provincial también estuvieron a la orden del día.

En Salinas y sus parroquias: José Luis Tamayo, Santa Rosa y Anconcito, las críticas fueron para sus autoridades de turno.  

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *