Halloween Costume ideas 2015
[ads-post]

Cementerio de Ancón en el Abandono.

La maleza sobrepasa las tumbas, basura por doquier, cruces caídas y otras a punto de desplomarse, enormes grietas por donde pasó el agua en la etapa invernal, así luce el campo santo de la parroquia Ancón, ciudad patrimonial en la provincia de Santa Elena.  

Alfredo González, acudió al lugar a visitar el nicho de uno de sus allegados, al ciudadano le tocó buscar entre los matorrales aquella bóveda, con un machete se tuvo que abrir paso entre la vegetación y después de un buen tiempo logró encontrar el sepulcro que estaba cubierto por el monte.

“El cementerio es uno de los tantos lugares que aquí está en el completo abandono”, dijo González, morador del barrio 9 de Octubre, que de inmediato optó por limpiar el pequeño espacio donde reposa su tía. 

A unos cien metros de donde estaba González, el albañil Iván Carvajal reparaba una tumba y coincidió con el comentario del anterior entrevistado “esto es un descuido total, sólo en noviembre por el día de los difuntos medio limpian el frente, pero nada más”, manifestó.

La Administración del cementerio fue entregada mediante una ordenanza municipal a la Junta Cívica de Ancón en el año 2001, en ese entonces era el ente más representativo del lugar, anteriormente fue Anglo y la Corporación Estatal Petrolera Ecuatoriana CEPE que estuvieron a su cargo el campo santo.

Cuando Ancón dejó de ser campamento minero y se convirtió en una población corriente, todos sus bienes entre ellos el cementerio pasaron a pertenecer al municipio de Santa Elena, el lugareño Rubén Pezo recuerda que el acudir a la actual capital provincial de la península para solicitar un espacio y poder sepultar a una persona se constituía en un problema.

“Ese fue el motivo por el que se pidió a la alcaldía para que le entregue la administración a la Junta Cívica, porque era la institución jerárquica más representativa de la comunidad, aún no se conseguía la parroquialización”, señaló Pezo.

En el año 2003 Ancón se convirtió en parroquia rural del cantón Santa Elena, pero el camposanto siguió siendo administrado por la Junta Cívica y no por el nuevo gobierno parroquial como debió serlo.

Según, Luis Rendón, vocal del gobierno parroquial, en reiteradas ocasiones mediante oficios han solicitado al municipio derogue la ordenanza y que se les entregue la administración del cementerio, sin embargo, aún no se puede concretar el pedido.

“Los miembros de la Junta Cívica de manera pública han manifestado que ellos no tienen recursos para administrar el cementerio, no sabemos si cobrarán por los espacios o no, pero ellos deslindan responsabilidades, entonces está en manos del municipio resolver el inconveniente”, declaró Rendón.

Martha Pilco, presidenta del gobierno parroquial, reconoce que el cementerio se encuentra en  condiciones deplorables e indica que no se ha podido intervenir por la falta de recursos y además porque legalmente no pueden debido a que la institución que ella representa no tiene la competencia.


“Es verdad la gente nos reprocha por el descuido del cementerio, pero no está en nuestras manos la solución”, explicó Pilco.
Etiquetas:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Imágenes del tema: andynwt. Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget